Aquella noche azul textos

PRIMER ACTO

NEW YORK (nº1)

Todas:
A reír, la risa es lo primero,
yo quiero reír, reír es vivir.
A reír, la risa es lo más serio,
imperio de amor y rosas en flor.
Bellas noches de New York,
son del mundo lo mejor,
llenas de placer y de contento,
donde el triste y el sediento
ahogan penas en licor.

Vedete:
En mi Brodway la noche es bruja,
de alegre encanto y de misterio,
y del champán cada burbuja
te dice que serio no hay más que reír.

Todas:
Reír, reír, vivir aprisa,
que prenda no hay mejor
que la de la risa
y así vivir
en esta noche de New York.

Vedete:
¡Gozar, reír!
Esto es amor

Descargar partitura

COWOYS (nº2)

Mery:
Quiero ver a mi caballo galopar,
a mi novio siento ganas de buscar.
Mientras corre como el viento de veloz,
voy alegre yo cantando
las canciones de mi amor.

Corre, caballo, corre ligero,
que lejos de aquí
mi amado estará llorando por mí.
Corre, caballo, corre ligero
como el huracán,
que pende de ti mi felicidad.

Ay, Mery, Mery, Mery querida
me dirá él.
Corre caballo, el monte, el llano,
los campos en flor.
Galopa, que al fin
me aguarda mi amor.

Cowoys:
¡Ay, su novia, linda Mery!

Mery:
¡Corremos, corremos!
Por besar tu boca quiero
galopar, galopar.
Bebe el viento mi caballo;
allá va, que mi alma se enloquece
con la prisa de llegar.

Todos:
Corre, caballo,
corre ligero;
corre más.
Galopa, corcel,
que lejos están
llorando por él.

Descargar partitura


AMOR, AMOR (nº3)

Oscar:
Amor, amor,
ay mi amor ¿dónde estás?
¡Ay, ven a mí,
que te vengo a buscar!

Mery:
Amor, amor,
voy a ti, voy a ti
cual sediento al oír
de la fuente el rumor.

Oscar:
Si te abrasa la sed

Mery:
La sed de amor

Oscar:
Yo la fuente seré.

Los dos:
Ay tu boca encendida
apague, mi vida, la sed.

Oscar:
Oyeme, mujer,
tú eres mi única ilusión,

Mery:
y sin ti parece
que tengo muerto el corazón.

Oscar:
Yo sin ti
me muero de pasión.

Mery:
Pasión que así
late en mi corazón

Oscar:
y llega a mí
hecho beso y canción.
Quiéreme vida,
quiéreme porque así
podré yo vivir.
Óyeme, que mi corazón
dice mi canción al latir.

Mery:
Quiéreme, vida,
quiérme o me moriré de sufrir.
Quiéreme, por Dios,
quiéreme, que si no
me siento yo morir.

Oscar:
En el mirar de tus ojos
cautivo, caí
y de tus labios tan rojos
sediento me vi.

Mery:
Al brillo que da tu mirada
el alma embrujada
me tienes de amor.

Oscar:
Amor que mi ser estremece
y, en mi alma, parece,
que se abre hecho flor.

Mery:
Soñemos, alma, soñemos,
qué bello es soñar.

Oscar:
De un sueño así,
no quisiera jamás despertar.

Mery:
Soñar así
eso es la felicidad.

Oscar:
Soñemos, alma, soñemos,

Mary:
qué bello es soñar.

Oscar:
Vivir en un dulce sueño
y no despertar.

Descargar partitura


LA MARGARITA (nº3)

Mery:
¡Que no! ¡Que sí!
Dime tú bella flor,
si él piensa en mí
como en él pienso yo.
Dime tú si me quiere,
que mi alma se muere
de amor.
Dime tú que sí,
que si me dices que no,
deshojado va a morir,
como tú, mi corazón.
¡Margarita, di que sí, por Dios!
Flor de mi amor,
¿qué sería de mí?
Ay, flor, sí, no,
si no dices que sí.

Jardinero:
Para ti
la flor te dirá,
si responde sí,
la verdad.
Mas verás
si contesta no
cómo la dirás
que mintió.

Mery:
Sé, mi flor,
buena para mí,
y aunque sea no
di que sí.
Miente flor,
miente por favor
si mentira sólo es amor.
¡Ay flor, por mí deshojada!
¿qué va a ser de mí?
Sí, no, sí, no
si no dices
a mi amor que sí.

Jardinero:
Amor es la flor de un momento
que escapa en el viento
como una ilusión.

Mery:
Amor es la flor de la vida
que va suspendida
de mi corazón.

¡Ay flor, por mí deshojada!
¿qué va a ser de mí?
Sí, no, sí, no
si no dices
a mi amor que sí.

Descargar partitura


MAZURCA DE CAYETANA (nº4)

Colegiales:
¡Señorita, señorita!

Cayetana:
¿Qué quieren? Diganme.

Colegiales:
Contemplarla y adorarla
y saber quién es usted.

Cayetana:
Si no piden más que eso
enseguida lo diré.

Colegiales:
La adoramos,
la escuchamos.

Cayetana:
Pues entonces, síganme.

Yo soy la Cayetana,
Cayetana,
la más larga
y más cabal.

Colegiales:
Parece más que Caye,
por su lindo talle,
una plaza real.

Cayetana:
En la calle
de Cabestreros
nació este cuerpo juncal,
y el cura me bautizó
con media arroba de sal.
Mi mamita
en la Cebada
vendía churros y anís,
y mi papito
tenía un puesto
de pirulís.

Colegiales:
Cayetana la pirulera
te llaman por eso a ti
y tienes garbo y aquel
de tu castizo Madrid.

Cayetana:
Yo me río de mi sombra
pues no tengo penas
y me adorno con claveles
y con yerbabuena.

Colegiales:
Por tu gracia y tu salero
mozita me muero
y en tus ojos encendidos
escondido va un querer.

Cayetana:
Ah! Soy madrileña de rango
clara como una mañana,
la emperatriz soberana
del barrio que me crió.
La vida nunca me apura,
yo sólo tengo alegría,
pero la culpa no es mía
la culpa es del cura
que me bautizó.

Colegiales:
Es madrileña de rango
clara como una mañana,
y es de su barrio la soberana
del que la ve.

Cayetana:
Es Cayetana
la pesadilla
de Lavapiés.

Colegiales:
¡Ay Cayetana bonita!
¡Ay Cayetana salda!

Cayetana:
Menos guasita
con tanta Caye
porque esta calle
no la pisa usted.

Colegial:
¿Que no?

Cayetana:
¡Que no!
Amén.

Descargar partitura


TERCETO DEL TARTAMUDO (nº5)

Griffón:
Tatatatadeo, que me canso de esperar,
y en el tatataxis sube el conconcontador.

Tadeo:
Alteza, alteza, perdonad
y disculpadme, por favor.

M.Ham.:
Por conoceros, la princesa loca está.

Griffón:
¡Ay cococomo me palpita el corazón!

M.Ham:
Cuando la princesa vea a este infeliz
dirá si es un novio o una codorniz.
A la princesa, si os interesa,
debéis hablarla con sanfasón,
pues, si lo hacéis con miedo,
aseguraros puedo
que salís por el balcón.

Griffón:
Me voy, en vista de esto,
porque no estoy dispuesto
a llevarme el coscorrón.

Tadeo:
Si este tartaja
hoy se me raja,
voy a ser baja
de escalafón.

M. Ham:
Decirla bajo a la oreja:
«sin ser tu pareja
no quiero vivir.»
Y suspirar una queja
con ojos de oveja
a medio morir.

Tadeo:
La besaréis con efusión.

M. Ham.:
Recibiréis un bofetón.

Tadeo:
Y la rompéis el esternón.

Griffón:
Ay, tatatatatatadeo,
eso parece feo
y, aunque no creas,
yo me creo
que eso es porporportarse mal.

M. Ham.:
Eso es verdad, Tatatadeo,

Tadeo:
Nos contagió el tartamudeo.

Griffón:
Te espepepero en el portal
gegegegegegegegegeneral.

M. Ham.:
No es nada fácil de ganarla.

Tadeo:
Pues a la fuerza hay que tomarla.

Griffón:
No darme más lecciones que
jajajajajamás me rendiré.

M. Ham.:
Le espera ya.

Griffón:
Pues yo no iré.

Tadeo:
Vamos allá.

M.Ham.:
Repórtese.

Griffón:
No, no, no, no.

Los dos:
Siguiendo así,
seré una co
cocococodorniz.

Descargar partitura



SLOW DE MERY (nº6)

Mery:
Mery.
Los ecos de la noche
repiten sin cesar,
y siento mi corazón
con pasión palpitar.

Mery,
mi bien y mi consuelo,
en busca voy de ti…
me dice el viento
en su vuelo sutil.

Mery,
mi vida, ven a mí.
Llanto, fue de rocío,
risa del celeste lucero,
canto del manso río,
brisa, todo dice: «Te espero».

Mery,
me dice el son constante
del ritmo del reloj,
¡amor, si vienes por mí,
hacia ti vuelo yo!

Mery,
las voces de la noche
murmuran por doquier,
y todo dice: «Te espero, mujer»,
¡Mery!
¡Y yo te buscaré!
¡Amor, amor, espérame!

Descargar partitura


CARRILLÓN (6bis)

Descargar partitura



NOCHE AZUL (nº7)

Oscar:
La noche azul tendiendo va
el terciopelo de su manto real.
En esta noche azul
el travieso Amor
bate en derredor
sus alas de tul.
Y el corazón palpita igual
que las estrellas en su caminar.
Estrella celestial
yo quisiera ser
para en tu ventana penetrar.
Así a tu lado
en la noche llegaría
y enamorado,
cómo te acariciaría.
A ti llegar
como esa luz
y acariciar
tu frente en esta noche azul.
Ensueños de noche azul
bajo el temblor
de celestes estrellas
que, por su ardiente fulgor,
son del amor
como lágrimas bellas.
Ilusión,
flor de juventud,
embrujo del corazón,
eso es la noche azul.

Descargar partitura


BALLET DE LAS PALMERAS.

Descargar partitura


SEGUNDO ACTO

SWING (nº8)


CHOTIS (nº9)

Baldomero:
Es una cosa requetesabida:
persona que haya estado en mi Madrid
se vuelve envenená y enloquecida
y toa la vida se queda allí.

Cayetana:
Ay, Baldomero, no me lo recuerdes,
que pienso en sus verbenas y kermés
con su organillero, tan repinturero,
marcándose un chotís atao de pies.

M. Ham:
En Nueva York se bailaba mejor
el suin y el fox que se baila con música hot.
Pero esto es una danza que vale por tres, oh yesss.

Tucídides:
Me está usted contagiando, Baldomero,
y ya me encuentro tan aflamencao…
¡Mi tía, la sorda, que aquí armó la gorda,
y yo le doy un cate al más pintao!

Cayetana:
Ven aquí, cariño mío
que por castizo te la has ganao.
Si me llevas de verbena
subiré en los caballitos
y me compras yerbabuena
y después un par de pitos.

Tucídides:
Yo te compro a ti ese pitos
si es que tiene el requisito,
mi nena, de estar bien afinao…

Cayetana:
Si me llevas de verbena
compras un pito para tu nena.

Baldomero:
¡No seas tan pitosa,
que voy a dar así!

Cayetana:
Tú sonsi y a otra cosa,
con que achanta ya la muy.

M. Ham:
A ver, chatito, si es así:
Si me llevas de verbena,
tú tendrás, gitano mío,
los ahorritos de tu nena
y un reloj con su cadena
que he heredado de mi tío.

Baldomero:
¡Le he dejao para el arrastre!

Tucídices:
¡Cayetana, qué desastre!
Me tienes tostao y almibarao.

Cayetana y M. Ham:
Si me llevas de verbena
yo quiero un tiesto de yerbabuena.


PASODOBLE MODERADO (nº10)


HAWAIIANA (nº11)

Mery:
Del mar ha de venir,
del mar ha de llegar,
mi amante, navegante, por el mar.
Canción que allá en Hawai
fue beso de ilusión.
Hawai, de tu canción
al suave y dulce son
se mece el corazón.
Hawai, canción de mi amor,
amor que me trajo el mar,
amor del mar traidor…
No has de fiar de amor
que venga en el mar,
pero si aquel se fue
otro mejor vendrá
que mi querer es como el mar.
De su loco vaivén, niña,
sonríe tú como las hembras de Honolulú.


LAS HIJAS DE ESPAÑA (nº12)

Mantilla primera:
Una tarde de Sevilla…
La saeta reza y pena,
pasa la negra mantilla,
y pasa la Macarena,
morena, flor de Sevilla,
clavel rojo y andaluz…

Mantilla segunda:
La feria, con risa y luz,
casetas, vino español,
mantilla, blanca mantilla
que ríe y brilla, canción y sol.

Tiples:
Una tarde de Sevilla…
la saeta reza y pena,
pasa la negra mantilla.
¡Ay, macarena morena!
Sevilla, clavel de España,
bajo Castilla maternal,
de sol se baña y reza
y canta por igual.

Mantilla tercera:
Quiero que quiero que quiero
de madroños mi mantilla
para ver a ese torero
que es la octava maravilla.
Por su gitano salero,
por su estilo sevillano,
yo le grito a mi torero:
¡Que te quiero, mi gitano!

Todas:
Es bella como ella sola
la mantilla española.
Quiero que quiero que quiero…

Mantilla tercera:
En la mantilla prendido
llevo un clavel reventón
que dice: «¡Por ti me muero,
torero, te quiero con to el corazón!

¡Flor de Sevilla, claver rojo andaluz!