A la Habana me voy partituras

«Ya se va la conga» (Nº2)

Arulunei:
El que quiera reír, el que quiera gozar,
que a la conga le de sin descansar.
El que quiera vivir y tener buen humor,
un consejo bueno le daré.

Todos:
Baila la conga siguiendo mi son.

Arulunei:
Una vieja con un viejo cortejaba,
y la conga la viejita le bailaba.
Y el viejito le gritó no des más vueltas
que te pueden ver lo del interior.

Todos:
Una vieja con un viejo cortejaba,
y la conga la viejita le bailaba.
Mas la vieja en una vuelta
con la ropa remangada
en el suelo cayó.

Arulunei:
Yo no sé qué se vio.

Todos:
Baila la conga siguiendo mi son.

Vedette:
Ya se va la conga otra vez,
ya la conga se marcha de aquí.
Ya se va la conga mi bien,
y se marcha buscándote a ti,
no hay quien baile la conguita mejor
con aire tropical,
porque tiene mi conguita un color
y un sabor especial.
Ya se va la conga otra vez,
ya la conga se marcha de aquí,
ya se va la conga conguita
buscándote a ti.

Todos:
Baila la conga siguiendo mi son.
Ya se va la conga otra vez,
ya la conga se marcha de aquí,
ya se va la conga, mi bien,
y se marcha buscándote a ti.

Vedette:
No hay quien baile la conguita mejor
con aire tropical,
porque tiene mi conguita un color
y un sabor especial.

Todos:
Ya se va la conga otra vez,
ya la conga se marcha de aquí,
ya se va la conga conguita
buscándote a ti.

Descargar partitura

Pasodoble «Un amor en cada puerto» (Nº3)

Vedette:
Esta noche te espero en el puerto,
por si logro tener la fortuna
de decirte temblando de amores,
cuando alumbre tu cara la luna,
te quiero, mi vida, como yo nunca quererte creí.
No faltes, mi nena,
si no quieres que de pena morena,
me muera pensando en ti.

Todas:
Esta noche te espera en el puerto,
por si logra tener la fortuna
de decirte temblando de amores,
cuando alumbre tu cara la luna…

Vedette:
Un amor en cada puerto
el marino va dejando
y ese amor logró sembrando dulces juramentos
que no cumplirá.
Que el marino sólo tiene
un cariño al que se entrega
y es su barco que lo lleva
cortando las olas azules del mar.

Todas:
Deja que el aire repita la voz a lo lejos,
mi amor te dirá, y entre las olas soltando
verás que tu nombre los ecos traerán.

Descargar partitura

Samba «Siendo chico, chico» (Nº4)

Vedete:
Un chico guapo y juncal se da una vida bestial,
pues tiene así las conquistas sin que le cuesten un dineral.
Da gusto ser un varón por verse con pantalón
pues las faldas en la vida son una preocupación. ¡Ay!

Siendo chico chico que bien me va,
pues no choca choca, no choca na.
Siendo chico chico tu vives encantado
y estás además asediado
siendo chico chico vas por ahí
sin que se preocupen jamás de ti
y si tienes tipo pues vas quitando el hipo
igual que me pasa ahora a mí.

Un chico puede esperar para poderse casar
pues debe estar bien seguro
que aunque maduro le han de pescar.
En cambio siendo mujer
el tiempo no has de perder,
pues en cuanto te ajamonas
no te quieren ya ni ver,

Un chico puede llegar a ser piloto y volar,
y puede ser futbolista
y si es valiente ser general.
En la mujer no es igual
que a nada puede llegar,
pues si es que llega a madre
antes tiene que engordar.

Descargar partitura

Bolero «Soy cariñosa» (Nº8)

Vedette:
La mujer que con el hombre es cariñosa,
a sus pies rendido siempre lo tendrá,
que no hay nadie que resista los halagos
de unos labios que no piden sino dan.
Y si alguno lo suplica cariñoso
mis cariños, de seguro, le he de dar.

Soy cariñosa, y a mis amantes yo les doy mi corazón.
Soy cariñosa, porque esta vida sin cariño es poca cosa.
Soy cariñosa, y muy melosa,
y mis caricias, besitos, mimitos,
que guardo yo en mí te entregaré tan solo a ti.
Soy cariñosa, con el que veo enamorado de verdad.
Soy cariñosa, y si lo duda cuando usted quiera,
yo se lo puedo demostrar.

Descargar partitura

«Bugui» (Nº9)

Vedette:
Yo no sé que siento en mí
cuando empieza la orquesta a sonar,
que me noto un cosquilleo aquí
que me sube y que me baja
recorriendo el cuerpo.

Bariparari ei brera ¡yes!
Bariparari, Bararabana.

Para esperar en esta vida triunfar,
y que logres que te admiren
y por ti suspiren
Baila un bugui.

Desde el señor al jovencito menor
sean feos, sean bellos
ves que todos ellos
piden un bugui .

Si usted pretende aprender
el bugui como usted ve que lo hago yo
la mano ha de levantar
y con el dedo le dirán que no.
Un bugui
Un bugui así ya nadie resistirá
y al oírlo en la orquestina
hasta los vecinos
piden un bugui.

Descargar partitura

La guarachita (Nº 10)

Carola:
En cuanto estemos casados
yo seré tu guarachita.

Panchito:
La más juncal y bonita
con ojos muy lindos
y boca chiquita.

Carola:
Cuando el doctor nos sorprenda
tienes que abrazarme fuerte
y así tendremos la suerte
que vea y comprenda
que sólo la muerte nos separará.

Panchito:
A ti te aprieta Panchito
hasta dejarte extraplana.

Carola:
Luego por un lenguadito
todos me van a tomar.

Tu guaracha, guarachita,
tu guaracha voy a ser,
la guaracha más bonita
que puede soñar tu querer.

Panchito:
Ay guaracha, guarachita,
mi cariño es un volcán.

Carola:
Pues si quieres apagarlo
me dejas que sople y verás.

El que no veas muy claro
es lo que encuentro penoso.

Panchito:
Pues me parece una ganga
que corta de vista
resulte mi esposa.

Carmela:
Pero si niños tenemos
tú no podrás conocerlos,
qué dirán los pobrecitos
al ser mayorcitos
si casi no verlos
podrá su papá.

Panchito:
Yo quiero que de niñitos
una decena tengamos

Carola:
y de seguro cobramos
el subsidio familiar.

Tu guaracha, guarachita,
tu guaracha voy a ser,
la guaracha más bonita
que pudo soñar tu querer.

Panchito:
Ay guaracha, guarachita,
mi cariño es un volcán.

Carola:
Pues si quieres apagarlo
me dejas que sople y verás.

Descargar partitura

«Que viene el coco» (Nº 11)

Vedette:
Que viene el coco, mamá!
¡Que viene el coco
y me lleva en sus brazos
poquito a poco!
Que viene el coco, mamá!
Y yo lo espero
pues a mí el coco
mamita querida,
no me da miedo.

¿A dónde me llevará
si ya está loco?
¡Ay las ganas que yo tengo, mamaíta,
que venga el coco!

Todos:
Que viene el coco, mamá!
Que viene el coco
y me lleva en sus brazos
poquito a poco!

Con el coco de pequeña me asustaron
y a su nombre yo llegué a tomar pavor;
si decían que venía sollozaba,
y cerraba presurosa mi balcón.
Pero ahora que ya soy más mayorcita,
no comprendo por qué tuve tal temor,
pues el coco es cariñoso, yo lo he visto,
porque anoche se metió en mi habitación.

El coquito miedo no me dio,
pues el coco nunca a mí me asustó
Ay qué susto más riquito
el susto, sustito, que así siento yo,
y vaya calor, un coco con suegro.
Mamá, mamita, ¡qué bien si viene!
Ay si el coco no llega, a ver si uno de ustedes
me quiere asustar.
¡Mamá! ay las ganas que tengo
mamaíta que venga el coco.

Descargar partitura