Las corsarias partituras

El tabaquillo (nº1)

Hablado
Mariana:
El tabaquillo es una danza deliciosa
que nos produce sensación voluptuosa;
va usté a probar este tabaco superior,
y es seguro que lo encuentra encantador.

Fray Canuto:
¡Ay, San Silvestre, ten piedad de mi persona
y no abandones a este humilde pecador!

Descargar partitura

Las Trovadoras (nº3)

Trovadora 1:
Oye, hermoso prisionero;
oye, gentil caballero;
oye, fraile seductor,
a esta humilde trovadora
que a cantar te viene ahora
las delicias del amor.

Coro:
Oye, hermoso prisionero,
oye, gentil caballero, etc., etc.

Trovadora 1:
En el convento viviste
muy triste, muy triste, sin cariño de mujer,
sin querer, sin querer.
Sal, prisionero, enseguida
a la vida,
y ofrece tu corazón
a una mujer que te quiera
y que en tus brazos se muera,
que se muera de pasión.
Mírame, por Diós, hermano;
no me hagas tanto sufrir
y recuerda que te tienes que morir.
Prisionero, prisionero, no te mueras
sin saber prisionero, prisionero,
lo que vale una mujer.

Coro:
Prisionero, prisionero,
no te mueras sin saber, etc.

Trovadora 1:
Prisionero, prisionero,
yo te quiero; por ti muero.

Descargar partitura

Pasodoble de la banderita (nº5)

Abanderada:
Allá por la tierra mora,
allá por tierra africana,
un soldadito español
de esta manera cantaba:
Como el vino de Jerez
y el vinillo de Rioja
son los colores que tiene
la banderita española.
Cuando estoy en tierra extraña
y contemplo tus colores
y recuerdo tus azañas,
mira si yo te querré.
banderita de mi alma
que lloro y las lagrimitas
no me salen de la cara.

Todas
Como el vino de Jerez
y el vinillo de Rioja…

Abanderada:
Banderita tú eres roja,
Banderita tú eres gualda
llevas sangre, llevas oro
en el fondo de tu alma.
Y el día que yo me muera
si estoy lejos de mi patria
sólo quiero que me cubran
con la bandera de España.
Banderita tu eres roja,
banderita tu eres gualda…

Las dormilonas (nº6)

Todas:
Buenas noches caballeros, a dormir nos vamos ya,
a pasar toda la noche en completa oscuridad.
Por eso en vez de dormir lo que hacemos es soñar,
es soñar con otro lecho, con el lecho conyugal.

Primera tiple:
Ayer noche yo he soñado
que me había ya casado
con mi primo Serafín,
y que él, loco de contento,
penetraba en mi aposento
ya se sabe con qué fin.
Yo, asustada, un grito di,
y, al nombrarle, me perdí,
pues mamá tapó mi boca
y me dijo «calla loca,
siempre has de soñar así.
¡Ay! por Dios,
¡ay! que locuela me salió».

Mamá, déjame, quiero soñar,
con su amor quiero sentir
su calor abrasador.
Dormir junto a él
y, al escuchar su voz,
sentir en mí dulce sopor embriagador.

Todas:
Dormir junto a él
sentir un dulce sopor
hasta en sus brazos caer
loca de amor
y para final
no hay otra solución
más que apagar.

Descargar partitura