La bejarana partituras

Canción de Blasillo «A la vera de un arroyo» (Nº3)

Blas:
A la vera de un arroyo
vi una alondra tempranera. Ah!
Y la alondra se pasó
a la vera, vera, vera
del arroyo cantarín.
La seguía un pajarillo
colorado y colorín.

Inés y mozas:
Ah!

Blas:
Colorín y colorado,
cantarín y verderón.

Inés y mozas:
Alondra y pinzón
nunca lo vi.

Blas:
Y acercándose hasta allí
la ofreció su corazón,
y casaron a la vera
del arroyo cantarín.

Inés y mozas:
Ah!

Blas:
Y, al pasar el primer día
tal cambió su obligación
que ella el macho parecía
y él cuidaba del fogón.
Por eso a la mujer importa
acostumbrar como pienso hacer
con tan gran razón
que ni rechistar se permita
en la ocasión.

Inés y mozas:
Razones gasta Blas
que es justo obedecer,
mas si a darlas das
cumplimiento fiel
no habrá en el lugar
para Blas una mujer.

Mozas:
Lo dijo Blas,
punto y final.

Descargar partitura


Pasacalle de los quintos (Nº4)

Sargento:
Bejarana, no me llores,
porque me voy a la guerra.
Ya vendrán tiempos mejores
en que cuides la becerra
mientras yo riego la tierra
para que tú tengas flores.
Partirá tu regimiento
porque le tocó la suerte;
mas no tengas sentimiento,
que librarás de la muerte..

Coro:
Bejarana no me llores, etc..
La rondalla de guitarras,
dice que a las charras
brinda su canción,
y escuchando cada moza,
suspira y solloza
llena de aflicción.
Si el amor se va
nunca su ilusión
volverá.

Sargento:
Al soldado de Castilla,
la fortuna le acompaña;
que el sol de sus mieses brilla,
sobre la franja amarilla,
de la bandera de España.

Coro:
Al soldado de Castilla, etc..

Sargento:
Canta, muchacha,
si al morir es en defensa,
de la bandera de España
(El mismo Sargento hablado sobre la música.)
¡Bien cantado! ¿Estáis a tiempo?

Soldado 1:
Estamos.

Soldado 2
A tiempo.

Soldado 3:
Todos.

sargento:
Pues rompan marcha. Un, dos, tres.

Descargar partitura


Dúo de Luz María y José Luis «Tanto te amo, que daría» (Nº5)

Jose Luis:
Tanto te amo que daría,
para no esperar un día,
la salvación de mi alma.
Y, si hay más, más todavía,
por llamarte esposa mía.

Luz María:
¡Santo Dios y qué herejía!
¡No blasfemes y ten calma!
¡Que si tu alma se perdía
qué sería
de mi alma sin tu alma!

Jose Luis:
¡Luz María!

Luz María:
¡Jose Luis!

Jose Luis:
En las noches de luna
del mes de mayo,
te llevaré a la grupa
de mi caballo,
y al sentirme cogido
por la cintura,
me moriré seguro
de mi ventura.

Luz María:
En las noches de luna
del mes de mayo,
cuando las flores tiemblan
sobre su tallo,
yo temblaré en tus firmes
brazos leales,
lo mismo que las rosas
en los rosales.
No me deles, Luis;
mira que sin ti
yo me muero de pena y dolor.
Ten de mí piedad,
pues igual será
que arrancar de su rama una flor.

Jose Luis:
Dímelo otra vez
y no dudaré,
pues mandatos tus súplicas son;
que tu Jose Luis,
al oírte así,
firme a tu pasión
morirá por ti.
¡Luz María!

Luz María:
¡Jose Luis!

Jose Luis:
Tanto te amo, que daría
hasta mi jaca bravía
por adelantar un día
el llamarte esposa mía.

Luz María:
No te pases de ligero,
que si asustas a la oveja
nunca habrá en tu colgadero,
junto a tu mandil de cuero,
lo que se tiende en mi reja.

Jose Luis:
¡Luz María!

Luz María:
¡Jose Luis!

Jose Luis:
En las noches de luna
del mes de mayo…

Luz María:
No me deles, Luis;
mira que sin ti…

Descargar partitura


Dueto cómico «Ya te daré pa que arañes» (Nº6)

Blasillo:
Ya te daré, pa que arañes,
cuando te cases conmigo.

Inesilla:
Antes de casar con tú,
me caso con tu borrico.

Blasillo:
¡Jesús, qué mala comadre!

Inesilla:
¡Jesús, qué burrero pillo!

Blasillo:
Mira que me estás buscando.

Inesilla:
Pues eso quiero, Blasillo,
pa que te mueras de rabia
o te coja un tabardillo.

Blasillo:
Inés, que me estás buscando.

Inesilla:
Pues eso quiero, Blasillo.
Si quieres casar con mí,
a varias cosas te obligo.

Blasillo:
Pues dilas, que estoy aquí
pa ver si me hace el arrimo.
Conque dime cuáles son.

Inesilla:
La primera, no beber.

Blasillo:
No pides mal sacrificio.

Inesilla:
La segunda, trabajar.

Blasillo:
Trabajaré los domingos.

Inesilla:
La tercera, abrir el bolso.

Blasillo:
Eso será hacer el primo.

Inesilla:
La cuarta, no rechistar.

Blasillo:
Pa tú no cerrar el pico.

Inesilla:
No fumar, ni gruñir, ni roncar,
ni dormir, ni arrascar, ni sorber,
ni mirar más mujer que la que hay ante ti.

Blasillo:
¿Eso quieres de mí?
Luego dicen que los hombres
van sin razón a presidio.
Mira que me estás buscando
y vas a topar conmigo.

Inesilla:
No hables de topar,
que vas a casar, Blasillo;
no hables de topar.
Comiendo yo, bastará,
si tú me tienes cariño.

Blasillo:
Lo que quié decir que yo
jamás meteré el hocico.
¿Pues qué saco de casar?

Inesilla:
Tener la cuadra hecha un sol.

Basillo:
Si yo en la cuadra no vivo.

Inesilla:
Reluciente el cabezón.

Blasillo:
Y yo estaré mal zurzido.

Inesilla:
La reata bien cebada.

Blasillo:
Y yo más flaco que un hilo.

Inesilla:
Y el cochino bien orondo.

Blasillo:
¡Qué envidia tengo al cochino!

Inesilla:
Yo he de entrar y salir, y gritar,
y reñir, y gastar,
y poder siempre hacer mi placer,
sin tú nada oponer.

Blasillo:
¡Eso pides, mujer!…
Luego dicen que los hombres
van sin razón a presidio.
¡Inés, que me estás buscando
y vas a topar conmigo!

Inesilla:
No hables de topar,
que vas a casar, Blasillo;
no hables de topar.

Descargar partitura


Charrada de José Luis «Por verme bailar» (Nº7bis)


Coro (tiples):
Por verme bailar en el ferial,
a España cruzó la reina de Portugal.

Coro (tenores):
Morena, mi vida,
te quiero de veras,
que no hay una conocida
ni en las rosas tempraneras.
Y envidia tiene de ti
las flores de tu jardín.

Coro (bajos):
Quien tiene amor
quiere casar;
el que se casó
quiere enviudar;
y el que enviudó
vuelta a empezar.

Coro (tiples):
Si tú te empeñas
me casaré,
pero enviudaré.

Coro (bajos):
De Salamanca he venido
con flores para mi amor,
si se las diese a la Vírgen
me iría mucho mejor.

Coro (tenores):
Te quiero. ¡Ah!

Coro (tiples):
Sin ti moriré. ¡Ah!

Jose Luis:
Por verte mía, la vida yo diera;
por tu cariño, la gloria vendiera,
pues al mirarme en tus ojos divinos,
mi vida,
la gloria y el amor me da.

Luz María, Inesilla, Mozas 1 y 2:
Quien ama así, con amor tan seguro,
vence, por fin, en el pecho más duro;
porque al mirarse en sus ojos, diciendo:
¡mi vida!
el alma se rinde detrás.

Jose Luis, Esteban, Sargento y Pedro:
Por una charra, la vida yo diera,
si ella es la que me quería ya,
y hasta mi alma al diablo vendiera,
sin dudar y sin temer jamás;
porque al mirarme en sus ojos divinos,
la gloria y el amor me da.

Blasillo:
Cantad la charrada
que quiero bailar.

Inesilla:
Pues baila conmigo
que te has de cansar.

Coro:
Si bailas con él,
no alces mucho la pierna,
porque lo que te tapas
te verá sin querer.
Alza con cuidado tu refajo,
como debe la mujer,
que enseñe y que tape al mismo tiempo
lo que todos quieren ver.
Si bailas con él,
no alces mucho la pierna,
porque lo que él quiera
sin querer te verá,
y después te dirán,
que si tal, que si cual.

Coro (tiples):
Bejarano, ven, anda, ven al corro,
ven a corro,
que se anime bien el baile,
pues no estudias
para fraile.
Si bailas con él,
no alces mucho la pierna,
porque lo que tapas
te verá sin querer.

Luz María:
No me claves de ese modo
la vista,
para retratarme
llama al retratista.

Todos:
Si bailas con él,
no alces mucho la pierna…

Jose Luis:
Si te di mi amor,
líbrale cual debes,
de frío y de nieves,
de olvido y rencor.

Todos:
Si bailas con él…

Descargar partitura


Las coplas del tururú «Favor le pido a Jesús (Nº9)

Inesilla:
Se puso enferma la burra,
y ante el caso extraordinario,
mi suegro se fué a llamar
al cura y al boticario.

Blasillo:
IY después pa su mujer
fue y llamó al veterinario!

Los dos:
Que tu ru ru ru rú,
que tu ru ru ru rú.

Inesilla:
El pollito de gallina
rifamos en Don Benito
y la gente se agolpaba
por coger un papelito

Blasillo:
y una vieja se privó
porque la tocó un pollito.

Todos:
Que tu ru ru ru rú, que tu ru ru ru rú.
Bien canta el ciego, bien baila la coja.

Los dos:
Compre una hoja del tu ru rú.

Inesilla:
Cuando pienses en casarte
elige una bejarana,
que las mujeres de Béjar
son las mejores de España.

Blasillo:
¡Porque hay fábrica de paños
y son la mar de apañadas!

Los dos:
Que tu ru ru ru rú,
que tu ru ru ru rú.

Inesilla:
las chanas comen gallinas
y jamás perdonan nada
y mucho más si las hacen
unas que sean sonatas

Blasillo:
Pues yo te juro que a mi
no me hace una carra nada.

Todos:
Que tu ru ru ru rú, que tu ru ru ru rú.
Bien canta el ciego, bien baila la coja.

Los dos:
Compre una hoja del tu ru rú.

Descargar partitura


Romanza de Jose Luis «Con ella siempre soñaba (Nº12)

Jose Luis:
Con ella siempre soñaba
en claras noches de luna,
bajo la luz de la estrella
que alumbraba
la senda de mi fortuna.
Rayo puro y azul
que a llevarla vas
mi amor en tu luz,
si te mira mi amor
mañana serás
la envidia del sol.
Cuando miro
tu luz brillar,
me parece, amor,
que en mi corazón
ella está.
La estrella que en sus ojos luce
no envidió jamás al lucero mayor,
pues ellos brillan por la noche
y ella eternamente alumbra el amor.
La estrella que me guía a mí,
en el cielo nunca se vio con rival,
pues ella tiene un brillo así
porque brilla en su pecho de cristal.

Descargar partitura